El pasado miércoles recibimos la visita de Juan, de la asociación AESLEME (Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal), que nos concienció sobre la importancia de respetar las normas de educación vial. Las barreras arquitectónicas que presenta el centro (la ausencia de rampa y ascensor), fueron suplidas por la imaginación y el buen hacer de los compañeros y compañeras del centro que dieron lo mejor de sí mismos para que la charla se pudiera llevar a cabo, aunque el lugar de celebración fuera el hall de entrada y la producción «casera». ¡Gracias Juan!